Estás en guiadelcomic.com > cómics >
 


¿De qué va? // Humor. Mondo Lirondo narra la vida diaria y los avatares de los delirantes habitantes de El Valle de las Zarzamoras, una pequeña ciudad cuyos habitantes son animales que hablan y se comportan como personas. La historia se desarrolla en forma de historietas más o menos cortas (incluso con tiras cómicas), algunas totalmente autoconclusivas y otras que van desarrollando unas líneas argumentales de fondo. Algunos (que no todos) de los personajes de Mondo Lirondo son:

CARACOLÍN
Es un policía de ciudad que viene a investigar un asesinato que ha tenido lugar en el Valle. Es virgen.
WALDO
Es el ayudante del inspector caracolín. Es una mariquita y tiene una vida sexual que-te-cagas.
TOPOLINO EL TOPO
Es un topo heavy de 16 años al que un trauma sexual le ha convertido en un psicópata.
FRAY CHIQUEN
Es un enorme y bonachón pollo blanco. Es el amante del limón Gazmoño.
EL LIMÓN GAZMOÑO
Es un limón muy mono, amante de Fray Chiquen.
ANTONIO EL ELEFANTE
Antonio es un elefante muy grande, así como un reputado criminal.
RICARDO LA TERMITA
Ricardo es el primo de Annabelle, y está en libertad condicional.
ENRIQUE EL MURCIÉLAGO
Enrique es un murciélago un poco nulo, pero es feliz. La inteligencia no es su punto fuerte precisamente.
ANNABELLE LA PULGA
Es una pulga muy coqueta de buen corazón. También es puta, y ha cometido el error de enamorse de un "cliente", Armando el canario
ARMANDO EL CANARIO
Armando es un canario empresario y tiene acciones de Carolco S.A. y Tristar entre otras.
JOSELE
Josele es un ratón muy envidioso y miserable. Fue al parvulario con Armando el canario y quiere ser su amigo.
MIGUEL EL ERIZO
Miguel es un suicida crónico y siempre que puede recurre a su amigo Josele, que no le hace mucho caso.
JACK LA PIEDRA
Jack la piedra es un tío tranquilo, solitario, y que tiene un idilio con Maria José la corriente eléctrica.
JEREMÍAS EL PEZ EXPLORADOR
Jeremías no le teme a nada ni a nadie, porque es un pez explorador y está curado de espantos.
LOS SRES. BARRACUDA
Son un matrimonio de los de toda la vida. La Sra. Barracuda es la hermana de Jeremías.
LAS MOSCAS DEL APOCALIPSIS
Saben que se acerca el fin del mundo y avisan de ello a todo el que quiere escucharlas.

Sobre el cómic // Publicado originalmente por Camaleón Ediciones en ocho entregas en formato cómic-book entre 1993 y 1997, Mondo Lirondo se convirtío de inmediato en todo un fenómeno del cómic autóctono Español, ganandose el favor de la crítica (consiguió el premo al Mejor Fanzine en el Salón del Cómic de Barcelona de 1994) y de público (sus sus primeros números se agotarón y vieron una segunda edición, todo una rareza aún hoy en día). Esa categoría de "cómic de culto" que se ganó ha propiciado que este año 2002 Glénat reedite la obra completa en un tomo de auténtico lujo. Y es que, como se suele decir, el tiempo acaba dándole a las obras la importancia que se merecen.
     Mondo Lirondo fue realizado por cuatro amigos estudiantes de Bellas Artes bajo el nombre de La Penya. Dos de ellos son Albert Monteys, que hoy en día es uno de los pilares de El Jueves y Álex Fito, que se ha convertido en uno de los autores "alternativos" jóvenes más destacados del país. Tanto Monteys como Fito consiguieron años después, en solitario, sendos galardones al Mejor Autor Revelación en el Salón del Cómic de Barcelona.

GALERÍA

Menos el primero, todos los enlaces anteriores son a la Web del Mondo Lirondo (fan-site).

FICHA

Título: Mondo Lirondo: The Ultimate Collection
Autores: La Penya
Edita: Glénat Ediciones (mayo 2002)
Formato: Obra completa. Tomo 272 pgs (256 b/n + 16 a color), tapa dura, con sobrecubierta. 19,95 euros.
Comentarios: Edición con buen papel y cuidada hasta el último detalle (por ejemplo, quiten la sobrecubierta y miren la parte inferior de la contraportada). Recopila todos los comic-books originales (del 0 al 7) más 30 páginas con abundantes extras: una periódico facsímil del Valle de las Zarzamoras que no llegó a finalizarse, comentarios de los autores, bocetos y diseños de personajes, galería de portadas originales comentadas y una reproducción de los "regalitos" que acompañaron la edición original (recorticromos, tazos, un tríptico de la fiesta del Valle de las Zarzamoras e incluso fotografías de los prototipos de figuras que se realizaron basadas en personajes de Mondo Lirondo).

LA PALABRA DE LA CRÍTICA

"[La Penya] crearon un mundo propio en donde situaron una fauna de animalillos en la más clara tradición de Disney o de la Warner Bros, pero comibinado con el humor ácido y destructor de Los Simpson, y la herencia cómica de los tebeos de Bruguera. En Mondo Lirondo destaca, sobretodo, el humor surrealista e hijoputa (nunca un adjetivo definió mejor al sustantivo)."
- Raúl Sastre, Trama #14

"Un pedazo de tebeo, que hay que verlo para creerlo. Por compararlo con algo, imagina una mezcla de Twin Peaks y Dr Slump. Añádele mala leche mediterránea, cuatro autores en estado de gracia y los personajes más logrados del tebeo español en la última década. El punto fuerte de Mondo Lirondo es la construcción de unos personajes fabulosos, su interacción, y el juego que resulta de la combinación de distintos formatos de historietas y tiras. Proporcionará incontables lecturas y horas de diversión. Dinero sabiamente gastado."
-- Josep Calduch, en MLComics
(Josep Calduch es colaborador fijo de la revista informativa El Pequeño Nemo de La Factoría de Ideas)

"En sus páginas descubrimos una galería de personajes perfectamente definidos desde su primera aparición a cada cual más carismático y peculiar. En serio, después de haber leído tantas veces sobre las maravillas que Lee y Kirby crearon en veinte números de Los 4 Fantásticos, más de uno debería ver lo que los cuatro componentes de La Penya hicieron en ocho. El segundo ingrediente del éxito de la obra radica en como las diferentes secciones, historietas y tiras se alternan y combinan, logrando una visión completa de la vida en el lugar, historias que muchas veces discurren de forma paralela a la trama principal hasta que terminan entroncando. Otras no se encuentran nunca, pero es que no se está contando una sola historia, sino muchas. Historias en las que tiene cabida la ironía, el humor grueso, el absurdo, la mala lecha y sus dosis de humanidad y drama."
-- Josep Calduch, El pequeño Nemo #22

"Una obra rica en matices, llena de detalles y con una enorme fuerza. El gran acierto de Mondo Lirondo se encuentra, sin duda, en sus personajes. La Penya fue capaz de dar vida a toda una galería de increíbles personajes, a cual más carismático. Los argumentos eran buenos, las historias muy divertidas, pero sobre todo estaban protagonizadas por auténticas bombas de carisma. Está al alcance de muy pocos crear personajes-icono capaces de enganchar al primer vistazo, y La Penya, con Mondo Lirondo, lo logró. Los cuatro miembros de La Penya tienen esa habilidad, y además, como colectivo de artistas consiguieron un nivel de excelencia muy poco habitual. El Mondo Lirondo que se recopila en este tomo es irrepetible, nacido en un momento mágico, tocado por el geni y las circunstancias especiales que lo generaron."
-- Juan Carlos Gómez y Álex Samaranch, en el prólogo del tomo
(Gómez y Samaranch fueron los editores y responsables de la desaparecida Camaleón Ediciones que dieron salida en su día a Mondo Lirondo)

LOS AUTORES

La Penya es un grupo amigos estudiantes de Bellas Artes formado por Albert Monteys, Àlex Fito, José Miguel Álvarez e Ismael Ferrer, que se dieron a conocer con Mondo Lirondo. El éxito de Mondo propició que el colectivo acabara trabajando en el suplemento el Avui dels Supers del diario Avui, y posteriormente cada uno de ellos buscase su propio camino dentro de la profesión.
     Ismael Ferrer y José Miguel Álvarez realizaron respectivamente Yoko y Chichi Squad, dos series eróticas de estética manga editadas por Glenat, género en el que Ismael ha venido trabajando desde entonces, relizando historietas para revista Penthouse Comix. Jose Miguel, por su parte, estuvo vinculado brevemente a la revista ¡Dibus! de Norma Editorial, que coordinó en sus primeros números y para la que creó la mascota de la misma, tras la que entró a formar parte del Estudio Fénix, donde continúa realizando historietas de corte infantila para la revista Zapper (similar en orientación a ¡Dibus!).
     Àlex Fito se mudó a Mallorca donde pronto se incorporó al círculo de autores del fanzine Nosotros somos los muertos dirigido desde la isla por Max y Pere Joan. Allí fue buscando una voz más diferenciadas, y tras pasar su estilo por una evidente influencia de Chris Ware, ha acabado llamado la atención del público con su cómic Raspa Kids Club, lo que le mereció el premio al Autor Revelación en el Salón del Cómic del 2000. Actualmente es colaborador habitual de la veterana revista El Víbora (Ediciones La Cúpula).
     Albert Monteys (Barcelona, 1971) no tardaría en incorporarse a El Jueves realizando historietas y trabajando en la misma redacción de la revista. Pronto se convertiría en uno de los autores más populares del semanario satírico, donde hoy en día continúa realizando páginas de actualidad y las series fijas Tato y ¡Para tí que eres Joven! (esta última junto con Manel Fontdevila). En el salón del comic del 1997 ganó el premio al Autor Revelación por el comic-book Calavera Lunar (por el que también estuvo nominado a Mejor Obra y Mejor Guión, en una triple nominación sin precedentes), una obra más personal que ahondaba en su universo humorístico particular. También ha realizado cómics en la revista infantil catalana Tretzevents, para cuya editorial también ha realizado cuentos infantiles.
EN PALABRAS DE LOS AUTORES

Albert Monteys: "La Penya nace en la Facultad de Bellas Artes, entre gente que se reune en el bar, hace comics y tiene gustos parecidos. Empezamos a hacer comics entre nosotros, uno hace una viñeta y se la pasa al siguiente, y éste al otro... En cuarto de carrera decidimos darle un poco de forma a aquello y llevárselo a Camaleón, y así salió el número cero de Mondo Lirondo. A partir de ahí, seguimos trabajando y pasándolo bien hasta que acabamos Bellas Artes. Después, continuamos más o menos un año juntos haciendo cosas y ahora todo está un poco más diluido porque cada cual tiene su lío por su parte. Antes era vernos cada día, reírnos un montón, nos lo pasábamos de puta madre. El último Mondo ha sido quedando a la fuerza para hacerlo, un poco de esbozo de guión, y después cada uno se lo llevaba para casa, pero no ha habido esa interacción que le daba salsa. Al principio, para hacer el Mondo, quedábamos los cuatro, cogíamos la hoja, recordábamos como iba la historia, comentábamos lo que se nos ocurría, todos sugeríamos algo, a veces nos peleábamos muchísimo por una palabra o algo así. Pero estaba todo pensado, teníamos planeado el final de la serie. Lo que sí surgía espontáneamente eran los gags de cada historia." [1]

Álex Fito, comentando el grafismo de la serie: "Era la primera vez que yo dibujaba con ese estilo que medio creamos entre todos: un comic español, mezclado con europeo, con Disney y con influencia manga, porque en la tele habían empezado a poner DragonBall y Dr. Slump, por lo que hay algunas expresiones que son suro Akira Toriyama. Y fue un poco mezclar esos tres o cuatro estilos y nos salió el estilo Mondo." [3]

Monteys, apuntando algunas influencias de Mondo Lirondo: "Crumb, que nos gusta mucho a todos, es uno de los que suele sorprender a la gente si lo citamos como influencia en el Mondo. De manga también hay cosas que le gustan bastante a Ismael, como Arale [Dr. Slump, de Akira Toriyama]. Y también hay muchas escenas que están sacadas directamente del cine, como por ejemplo de El cabo del miedo." [1] "A nivel personal los Monty Python son lo que más me ha influenciado, ya que me gusta el estilo ácido del humor inglés." [2]

Monteys: "El principal causante del retraso de la serie era que no éramos profesionales y si un día no queríamos trabajar, pues no lo hacíamos. Normalmente lo acabábamos durante una semana en la que nos encerrábamos en mi casa los cuatro. Comprábamos víveres y aquello se acababa como fuera, junto a Dani Barbero que venía a ayudarnos a rotular. Siempre acabábamos tarde. Eran las maratones Mondo, muy divertidas, pero terminábamos hechos mierda." [2]

Fito: "Mondo Lirondo desapareció porque siempre nos lo habíamos planteado como algo para divertirse, nunca como un trabajo. Pero entre que éramos muy vagos en esa época, entre que si uno quería hacerlo pero bastaba que a otro no le apeteciera en esos momentos, ya no podías hacerlo, porque o éramos los cuatro o nadie, eso siempre lo hemos tenido muy claro, y que encima, más adelante, sí que empezamos a trabajar, entre una cosa y otra acabamos por dejarlo. Pero también hubo vaguería, todos hay que decirlo y todos lo sabemos. De todos modos creo que ha sido mejor así que forzarlo y que terminara quedando una cosa sin gracia. Y a pesar de que hay algún número más flojo que otro, en general creo que hay un buen nivel, porque siempre lo hemos hecho pasándonoslo bien. Y si hay alguno que lo hemos hecho un poco más forzado, se ha notado. Lo hemos notado nosotros y lo ha notado la gente: ya no son tan divertidos. La verdad es que la única razón para hacer Mondo Lirondo era ésa. Porque por dinero no lo vamos a hacer, y menos entre cuatro; no vamos a cobrar nunca." [3]

Monteys: "Pensábamos trabajar en Mondo durante unos cuatro años, acabarlo y tener una obra completa, pero las cosas se torcieron y cuando vimos que no podíamos hacer un número normal decidimos acabar en el número 7 para no dejar las cosas colgadas y pensamos que podríamos hacer cada año un especial. Lo que pasa es que cuando existía Mondo, la dinámica de trabajo era lenta. Ahora que no existe las cosas van más lentas. Hay ideas per no se ha llegado a nada en concreto. Desde que trabajo en El Jueves no tengo tiempo de hacer los tebeos que me gusta hacer, y el resto de la gente igual. Alex Fito se fue a Palma de Mallorca y estuvo trabajando en diseño y el Mondo como no era lo que nos daba dinero, quedaba relegado a lo último." [2]

Monteys, comentando de dónde salió el nombre de la serie: "Pensamos en diferentes nombres, y lo que teníamos claro era lo de Mondo, que era como bizarro y suena bien, y lo de Lirondo era la parte estúpida. Era una combinación que nos gustaba. Una cosa monda lironda es cuando algo está pelado por completo." [2]

+ INFO

- Entrevista a Ismael Ferrer (Diari de Sabadell).
- Entrevista a Albert Monteys en U, el hijo de Urich #5 (julio 1997). 6 pgs. [1]
- Kaleidoskope Sketchbook: especial Albert Monteys (enero 1999). 40 pgs. [2]
- VANG (suplemento de La Vanguardia), 8/mayo/1997. Perfil de los autores.
- Entrevista a Álex Fito en U #18 (diciembre 1999). [3]

Textos y recopilación:
Jose Antonio Serrano
Última revisión: mayo 2002