Estás en guiadelcomic.com > cómics >
 


 



  De arriba a abajo: Los protagonistas de la época Cénit (Herbert y Marvin), Amanecer (Jacinto De Caballère) y Crepúsculo (Marvin Rojo).

¿De qué va? // Aventuras fantásticas / humor. Este cómic nos presenta las aventuras en clave de humor de unos personajes que se mueven en un mundo de fantasía al más puro estilo de mundos listerarios como El señor de los anillos, la saga de la Dragonlance o juegos de rol como Dungeons&Dragons (al que incluso hace alusión directa el mismo título del cómic, La Mazmorra), pero en el que no hay seres humanos: además de criaturas fantásticas de toda clase y ralea, el resto de personajes son animales antropomórficos. Los protagonistas son los personajes que giran alrededor del lugar conocido como La Mazmorra, un lóbrego castillo poblado de tesoros y monstruos de todo tipo, que es cita obligada de todo aventurero que se precie y que es dirigido como si fuera un negocio por su propietario, al que conocemos solamente como el Guardián. Allí seguiremos las peripecias de Herbert, un pato torpe y no muy inteligente que trabajaba de funcionario en La Mazmorra, hasta que por accidente se convierte en héroe y pasa a estar a las órdenes directas del Guardián, que le encargará diferentes misiones. Misiones en las que le acompañará Marvin, un dragon humanoide rojo y experto guerrero que se ocupará de velar por su seguridad física y que acabará entablando amistad con él.

Publicidad:

Puedes comprar La Mazmorra en la tienda on-line de Norma Comics Sabadell, empresa patrocinadora de Guía del cómic.

Pasado y futuro de La mazmorra // Una de las peculiaridades de La mazmorra es que una vez que los autores vieron que su apuesta tenía buena respuesta del público, decidieron ampliar aún más su mundo narrando también el pasado y el futuro del mundo de La Mazmorra y los personajes que la pueblan. Así, divieron la serie entre "ciclos" que irian realizando paralelamente y que hipotéticamente deberían durar 100 números cada uno: del -99 al 0 comprende el ciclo Amanecer, que narra la creación de la mazmorra; del 1 al 100 comprende el ciclo Cénit -o lo que es lo mismo, La Mazmorra a secas-, que narra el apogeo de La Mazmorra; y del 101 al 200 forma el ciclo Crepúsculo, que narra el futuro de La Mazmorra. Así, cada ciclo forma una serie independiente en sí misma, pero el que decida leerlos todos encontrará en los álbumes de un ciclo algunas referencias (siempre casuales, introducidas en la historia sutilmente, como quien no quiere la cosa) a personajes y hechos de otro ciclo, así como pequeñas pistas de lo que sucederá en el futuro -o de lo que ha sucedido en el pasado, depende de cómo se mire-, con lo que la serie adquiere un nuevo nivel de lectura y de disfrute.

Amanecer // En La Mazmorra Amanecer seguimos las aventuras y desventuras de un joven e idealista Jacinto de Caballère (quien años más tarde se convertirá en el Guardián de La Mazmorra), un noble de campo que se traslada a estudiar a la universidad de la ciudad. Allí vivirá una doble vida como justiciero nocturno dedicado a desfacer entuertos y ayudar a las damas en peligro, en unas historietas donde se añade a la serie cierto regusto de las historias de capa y espada en la tradición de Alejandro Dumas (el autor de Los Tres Mosqueteros).

Crepúsculo // En La Mazmorra Crepúsculo conoceremos el futuro devastado y desértico de La Mazmorra, donde retomaremos a los protagonistas Marvin y Herbert (e incluso a los hijos de alguno de ellos) pero muy cambiados por el paso de los años. Y hasta aquí podemos contar para no revelar las sorpresas de la historia. Solamente añadir que en este ciclo se nos presenta a un nuevo personaje co-protagonista (el conejo guerrero adolescente Marvin Rojo), predomina un tono algo más épico en las historias y sobretodo los autores sacan provecho al juego emocional de mostrarnos las versiones crepúsculares de Herbert y Marvin, los carismáticos personajes protagonistas del ciclo Cénit.

Sobre el cómic // La mazmorra es una de las series revelación de los últimos años en el mercado francés, habiendo conjugado el éxito de crítica y público tanto en su país de origen como en España (donde ya hemos alcanzado al ritmo de publicación original y se han tenido que reeditar los primeros números), e incluso se ha comenzado a publicar en EEUU, un país que tradicionalmente no es receptivo al cómic europeo. Además, hay que destacar que en España ha sido una serie muy bien recibida también por los lectores de cómics que no leen habitualmente cómic europeo y que ha ganado muchos adeptos gracias al boca a boca entre aficionados. El hecho de que La Mazmorra presente en cada álbum una historia autoconclusiva disfrutable en sí misma probablemente ha sido también un punto a su favor para este éxito. El 2001, La Mazmorra 2: El rey de la pelea fue nominada en la categoría de Mejor Obra Extranjera en los premios del Salón del Cómic de Barcelona.

GALERÍA

(Las imágenes son links a BDNet.com y Donjonland.com)

FICHA

Título: La Mazmorra
Autores: Guiones de Joann Sfar y Lewis Trondheim, dibujos de Trondheim (La Mazmorra), Sfar (La Mazmorra Crepúsculo) y Christophe Blain (La Mazmorra Amanecer).
Editorial: Norma Editorial
Formato: Álbumes de 48 páginas color, 8 € cada uno.

La Mazmorra 1
La Mazmorra
Amanecer -99

La Mazmorra Crepúsculo 101

TÍTULOS PUBLICADOS

La Mazmorra (1): Corazón de pato [2a ed., noviembre 2001]
La Mazmorra (2): El rey de la pelea [abril 2000]
La Mazmorra (3): La princesa de los bárbaros [noviembre 2000]
La Mazmorra (4): Sortilegios e infortunios [octubre 2002]

La Mazmorra Amanecer (-99): El camisón [noviembre 2001]
La Mazmorra Amanecer (-98): Un justiciero en apuros [julio 2002]

La Mazmorra Crepúsculo (101): El cementerio de los dragones [abril 2001]
La Mazmorra Crepúsculo (102): El volcán de los Vaucanson [abril 2002]

LA PALABRA DE LA CRÍTICA

 
  Viñeta de La Mazmorra (4): Sortilegios e infortunios. Nótese el coloreado a lo dibujos animados.

"Con mucho humor, astucia y un gran respecto por las convenciones más aprovechables del género aventurero, [La Mazmorra] hace más por revalidar la espada y brujería que mil abigarradas páginas de Conan. Un álbum ideal para que los aficionados al cómic americano le pierdan el miedo al álbum europeo. Quien disfrute de Bone debería hechar un vistazo a esta inteligentísima lectura."
-- Trajano Bermúdez, sobre La Mazmorra (1): Corazón de pato en Volumen Uno #7 (octubre 1999)

"Esta obra se mueve entre el humor del absurdo, ecléctico, en la lína de los mejores filmes de los Zucker y del atropellado diálogo grouchiano, y la fantasía, impuesta por el entorno y por las constantes referencias tanto a Tolkien como a R. E. Howard, por citar dos ejemplos casi contrapuestos del género. (...) Una historia que atesora todos y cada uno de los tópicos del género fantástico, convenientemente decodificados y desmitificados por un humor torrencial que pone énfasis tanto en los diálogos como en las situaciones; un humor irónico e inteligente, irreverente pero, a la vez, respetuoso con los convencionalismos. Sfar y Trondheim no pretenden destruir las clásicas pautas de la fantasía y la espada y brujería, sino utilizarlas para entrar en un mundo fantástico que se rige por sus propias normas y que eriquece sus presupuestos. La Mazmorra es un excelente cómic que vuelve a poner en evidencia la desconocida pero evidente buena salud de la industria francesa de la historieta."
-- Antoni Guiral, U #18 (diciembre 1999)

"Como ocurría con Corazón de pato, leer El rey de la pelea es como recibir un cursillo de cómo hacer excelentes tebeos de entretenimiento. También, y por muchos motivos, un producto que sería ideal para promocionar la lectura de historieta entre públicos no habituales. Goza de un sentido del humor comprensible por casi todo el mundo; su dibujo se desnuda de virtuosismos y detallismos inútiles... Por añadididura, da gusto comprobar que existen historietistas que saben perfectamente lo que se le puede pedir a un ordenador."
-- Eduardo García Sánchez, Volumen Dos #4 (abril 2000)

"La mazmorra es una acertada combinación de fantasía, sabiduría narrativa y humor que surge de la químia existente entre Sfar y Trondheim, dos jóvenes autores franceses, prólificos guionistas y dibujantes con una irrefrenable pulsión común por explicar historias, por fabricar ficciones con material de otras ficciones."
-- Pepe Gálvez, diario Avui, 11 abril 2002

 
  Detalle de la portada del segundo tomo de La Mazmorra Amanecer. Además del dibujante, para este ciclo varía la paleta de colores usada.

"El espíritu de El Camisón es el mismo que el de anteriores historias, irreverente, ácido y tremendamente divertido. La trama está ambientada en un época anterior a la fundación de La Mazmorra, con evidentes reminiscencias de la clásica literatura de espedachines (¿quién ha dicho Dumas?). Los guiños al resto de álbumes son constantes, pero eso no hace la lectura menos placentera para los no iniciados. Para aquellos que estén familiarizados con el mundo de La Mazmorra, las delirantes situaciones, patéticos personajes y mucha mala leche no les extrañarán, ya que esta es la marca de la casa de la que se ha convertido en la más fértil y divertida saga nacida en los últimos años. No es el mejor álbum de los aparecidos, pero no por eso deja de ser totalmente recomendable, así que aquellos (pocos) que todavía no hayan picado creedme que podéis arriesgaros con toda tranquilidad."
-- Gorka Edorta, Dolmen #69 (Diciembre 2001)

"La Mazmorra es una de las series más divertidas y alocadas del cómic actual. Alocado también es el proyecto de la obra que firman Sfar y Trondheim, que crece y se multiplica sin parar añadiendo nuevas pistas en este pastiche medieval que mezcla aventura y humor para poner patas arriba a los tópicos de la fantasía heroica. (...) [En El Camisón] Blain toma sin complejos el reto de entrar en el universo de La Mazmorra, se lo hace suyo tirando de lo que le gusta y apartándose de lo que le interesa poco (él, a diferencia de Sfar, no es aficionado a los juegos de rol ni al universo de Dungeons&Dragons) y redondea con seguridad un álbum divertido, sensible y certero en su guión. Los dibujos de Blain y esos personajes con caras de animales recuerdan aquí a las pinturas de El Bosco. El color es sombrío, los personajes están sumidos en una permanente penumbra sólo interrumpida por contados estallidos de color. Blain dibuja con tanto talento las escenas de acción, los superpoblados ambientes, y parece tomar especial gusto dibujando al refunfuñante tío Florete y al justiciero, que acaba resultando entañable."
-- Jordi Cañisá, en U #24 (junio 2002)

MÁS MAZMORRAS

Además del material publicado en España, en Francia existen todavía dos series más derivadas de La Mazmorra, siempre realizadas por Sfar y Trondheim a los guiones: la serie Donjon Monsters, con álbumes autoconclusivos dibujados por diferentes autores y protagonizados por personajes secundarios de la serie y Donjon Parade, serie situada cronológicamente entre el primer y segundo álbum de La Mazmorra (ciclo cénit) y que presenta nuevas aventuras de Herbert y Marvin dibujadas por Manu Larcenet. Incluso se ha publicado un juego de rol del universo de La Mazmorra realizado por el propio Sfar bajo el sello Donjon Bonus. Para que los lectores no se pierdan entre tantos productos, cada álbum incluye una ilustración a modo de pequeña guía gráfica de La Mazmorra.

SFAR

Joann Sfar (Niza, 28 de agosto de 1971), reconocido como un autor prolífico y talentoso, tanto en su faceta de dibujante como en la de guionista, forma parte de una nueva e interesante generación de historietistas franceses que están renovando la BD desde sus cimientos. Su interés por el cómic le empujará como tantos otros a matricularse en la Academia de Bellas Artes, una vez conseguido el título de profesor de filosofía. Muy pronto se instalará en París donde conocerá a algunos de los futuros miembros de la prestigiosa editorial L'Association, colaborando con ellos en la revista Lapin, amén de contactar con otros sellos independientes como Cornelius. Poco a poco la capacidad creativa de Sfar se mostrará imparable y en pocos años crea decenas de nuevos personajes y trabaja con las más variados autores, ya sea escribiendo o dibujando.
     Su ya dilatada obra (inédita en España en su mayoría) navega con mano sabia entre la fantasía y la aventura, en un compendio de historias dirigidas tanto a los más pequeños como al lector adulto, y publicada entre editoriales pequeñas e independientes (como L'Association o Delcourt) y empresas de grandes grupos (como Dargaud o Dupuis). En sus colaboraciones con otros autores destacan títulos como La ville des mauvais rêves (con David B, autor de La ascensión del gran mal), La fille du professeur (dibujada por Emmanuel Guibert y ganadora del premio Coup de Coeur del Salón de Angouleme) y las series Merlin y Les Potamoks (ilustradas por el español Jose Luis Munuera; Les Potamoks está siendo publicada en España por Glénat) además de, por supuesto los distintos álbumes de La Mazmorra. Como autor completo ha hecho obras tan divertidas como los álbumes de la series Petit vampire y Grand vampire, o Paris-Londres, su obra favorita aunque, como él mismo afirma, un tanto extraña. (Principio del perfil por Óscar Gual, segunda parte transcrita del texto aparecido en La Mazmorra 3)

+info :: web oficial/personal de Sfar. Entrevista a Sfar en BDParadisio (francés, diciembre 2000). Biografía en BDParaidiso. Entrevista a Sfar sobre La Mazmorra en BDParadisio (francés)

TRONDHEIM

 
  Trondheim en Angouleme 1999

Lewis Trondheim (1965) es guionista y dibujante, y compagina los trabajos como autor completo con otros en colaboración con otros autores (casi siempre realizando guiones para otros dibujantes). Su carrera se inicia en diversas revistas a finales de los años ochenta, pero es en 1990, cuando junto a otros jóvenes autores como Menu, Stanislas y David B. funda la editorial L'Association y emprende una prolífica carrera que le lleva a realizar la friolera cifra de 50 álbumes publicados en 10 años, repartidos entre obras más personales para pequeños editores independientes y trabajos de ánimo más comercial para grandes grupos editoriales, y tocando géneros tan variados como el humor, el costumbrismo, la autobiografía, la aventura, el cómic infantil o la fantasía. Sus obras más destacables son La Mazmorra, Lapinot y Mis Circunstancias.

BLAIN

Cristophe Blain (Argenteuil, Francia, 1970) da sus primeros pasos en la historieta de la mano de David B. (La ascensión del gran mal) quien le firma los guiones primero de una historia corta para Lapin, la revista de L'Association, y luego para la serie Hiram Lowatt & Placido, que tiene dos álbumes publicados (Le revolte d'Hop Frog, 1997 y Les Ogres, 2000). En 1999 llama la atención con el álbum Le réducteur de vitesse (con el que gana el premio Coup de Coeur al mejor autor revelación en Angouleme) y ese mismo año comienza a dibujar La Mazmorra Amanecer para el tándem de guionistas Sfar/Trondheim, lo que ayuda a dar mayor difusión a su trabajo.
     En enero del 2001 aparece el primer álbum de su serie Isaac le pirate (tambíen como autor completo) que al año siguiente ganaría el premio al Mejor Álbum en Angouleme y le consolida definitivamente como un autor al que hay que prestar atención. Este 2002 ha aparecido la entrega de su tercera serie en marcha en la actualidad, Socrate le demi-chien, con guiones de Sfar.

+info :: Perfil del autor (10 pgs) en U #24 (junio 2002)

EN PALABRAS DE LOS AUTORES

Declaraciones de Trondheim en Volumen Uno #7 (octubre 1999):

"La mazmorra es claramente una serie de aventuras humorísticas. Utilizamos ingredientes de espada y brujería, pero confío en que hayamos conseguido llegar más lejos que la mayoría de cómics de espada y brujería de dibujo realista. Es una historia de fantasía con multitud de personajes distintos, pero no nos reímos de ellos, son ellos mismos los que se ríen. Y si alguien muere, permanece muerto. No es caricaturesco."

[Sobre el método de trabajo] "El primer paso de guión lo doy yo, y después hablamos mucho por teléfono. El dibuja los primeros bocetos y yo reescribo lo que él ha hecho y lo entinto. Pero ahora, con el volumen 101, yo haré la planificación y él entintará. Y en el volumen -99 será Cristophe Blain quien entinte."

[Un comentario sobre Lapinot que también es aplicable a La Mazmorra] "La razón por la que el mundo de Lapinot está habitado por animales antropomórficos es bien sencilla: son más fáciles de dibujar. Soy muy vago. A pesar de su aspecto, los personajes de Lapinot no son icónicos ni metafóricos. Creo que mis animalitos son actualmente más "realistas" y están más "vivos" que muchos personajes dibujados con estilo realista y que en realidad resultan mucho más tópicos."

+ INFO

- Reseña en El archivo de Nessus
- Reseña de La Mazmorra Crepúsculo 101, por Nacho Illarregui
- Reseña de la edición inglesa en iComics.com
- Donjonland.com, fan-site oficial de la serie (en francés). Ojo, puede revelar sorpresas del argumento si se lee antes de los álbumes (y el que avisa...). De diseño originalísimo, el visitante va recorriendo las diferentes salas de La Mazmorra y encontrando información en los diferentes objetos y sitios... con alguna que otra sorpresa escondida. Muy original.

Recopilación y textos adicionales:
Jose Antonio Serrano
Última revisión: septiembre 2002