Ghost World, de Daniel Clowes

Ficha

 

Título: Ghost World (Mundo fantasmal)
Autor: Daniel Clowes
Editorial: Ediciones La Cúpula [1ª edición en 2000; 7ª edición en diciembre de 2006]
Formato: Colección Novela Gráfica. Tomo 80 páginas, bitono (b/n y azul), tamaño 17x24 cm, tapa blanda con solapas. Precio: 7,95 €.
Comentarios: Traducción de Francisco Pérez Navarro.

¿De qué va?

 
  Ilustración de portada para una edición alemana, con Enid (izquierda, con el pelo teñido de verde que lleva en un capitulo) y Rebecca (derecha).
 
  Enid (que cambia constantemente de "look" a lo largo del cómic) y Rebecca también hablan (como no) de sus relaciones sexuales. [pág. 33, viñeta 5]

Enid y Rebecca han acabado el último curso del instituto y por delante tienen todo un verano. Demasiado tiempo y pocas responsabilidades, sólo pensar qué quieren hacer con sus vidas. Durante esos meses su amistad se pondrá a prueba, tal vez porque pasan demasiado tiempo juntas, pero seguirán riéndose de todos los freaks que pasean por la ciudad, criticando todo aquello que no se ajuste a su manera de pensar. Cualquier cosa menos madurar.

Sobre el cómic

Los ocho capítulos que forman Ghost World ("Mundo fantasmal", "Mercadillo casero", "Día punk", "La primera vez", "Hubba hubba", "La losa de Norman", "Una sonrisa y un lazo" y "Octubre") fueron publicados en la revista Eightball (desde el número 11 hasta el 18) editada por Fantagraphics, entre 1993 y 1997, año en el que fueron reunidas posteriormente en un sólo volumen.
     Eightball
es la serie regular que Daniel Clowes publica dentro del sello Fantagraphics desde inicios de la década de los noventa. No tiene periodicidad fija y en ella se incluyen varias historias cortas, autoconclusivas o bien capítulos de sagas más largas. De hecho en sus páginas se han prepublicado antes de aparecer como álbumes independientes: Como un guante de seda forjado en hierro, Dan Pussey, por supuesto Ghost World, y más recientemente David Boring. También algunas de sus historietas cortas sin continuación han sido recopiladas por la propia Fantagraphics o por la editorial Pantheon Books, como es el caso del tomo Caricature.
     Estos títulos le han supuesto a su autor un reconocimiento unánime de la industria y la crítica independiente norteamericana, sumando varios premios Harvey, entre ellos los de mejor guionista y mejor serie regular (Eightball) en diferentes entregas de tan preciados galardones. En España, Ghost World ganó el Premio a la Mejor Obra Extranjera del Salón del Cómic de Barcelona 2001.

Ghost World: La película

 
  Rebecca/Scarlett Johansson (izquierada) y Enid/Thora Birch (derecha), en un fotograma de la película de Ghost World

La MGM produjo el 2001 la adaptación cinematográfica homónima del cómic Ghost World. El director fue Terry Zwigoff, responsable también del excelente documental El mundo de Robert Crumb (Films Transit), quién se encargó además del guión junto con el propio Clowes. Precisamente la adaptación del guión recibió una nominación a los premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, los populares Oscar, en la edición de 2002. La película está protagonizada por Thora Birch (American beauty) como Enid y Scarlett Johansson (El hombre que susurraba a los caballos, El hombre que nunca estuvo allí) como Rebecca, además de Steve Buscemi (Reservoir dogs, Armaggedon) y Bob Balaban (Desmontando a Harry). La película fue estrenada en España en la primavera de 2002 y editada en vídeo y DVD ese mismo verano.

La palabra de la crítica

"Por decirlo del modo más claro posible: Ghost World es lo mejor que ha hecho Daniel Clowes hasta la fecha. En otras palabras, y dada la talla artística de este autor, estamos ante una obra enorme, trascendental, de las mejores que en términos absolutos se han publicado durante la ya fenecida década. (...) [Ghost World] significó el intento de Clowes de crear personajes más complejos dentro de una historia realista y sencilla: la anodina vida de dos amigas de una pequeña ciudad estadounidense, durante el que será su último verano de juventud antes de perderse en la alienación adulta. Nada que hacer, salvo cotillear, quedar en sórdidas cafeterías o mirar embrutecedores programas de TV. Unas chicas, Enid y Rebecca -ambas prodigios de caracterización- con problemas de integración, probablemente debido a la inteligencia que demuestran y a su alta conciencia crítica de la realidad. Con un planteamiento tan minimalista, Clowes se atreve a construir, con éxito, un demoledor retrato del hastío y vacío vital del hombre moderno, a la vez que un poético y amargo relato sobre el final de la adolescencia y la incorporación al engranaje adulto, con lo que supone: convertirnos en patéticas sombras de nosotros mismos mientras descubrimos frustrados que la vida no es eso que creíamos de pequeños"
-- Pepo Pérez, Volumen Dos #1 (enero 2000)

Portada para la edición japonesa (sí, has leido bien, japonesa) de Ghost World

"Milagrosamente, las planchas de Ghost World mantienen en su relectura conjunta la misma sensación de libertad y desasosiego que sorprendieron de ellas cuando comenzaron a aparecer en Eightball. El cinismo forzado de las protagonistas, el patetismo de la mayor parte del resto del elenco, la mugrienta cotidianidad de hogares desolados, drugstores grasientos y calles desiertas, la singular relación que llega a establecerse con el lector, llenan de una peculiar poesía unas páginas que, además, cuentan con un dibujo sorprendentemente fluido y ligero"
-- Francisco Naranjo, U #20 (junio 2000)

"Clowes plasma la angustia adolescente con tanta precisión y maestría como Salinger hizo con la generación anterior en su obra El guardián entre el centeno."
-- Hartford Advocate

"Si hay un cómic que debiera ser leído por gente que no lee comics, sin duda es éste. Un clásico en cualquier medio de expresión."
-- The Onion

"Ghost World es una serie que funciona por acumulación. La lectura de un único episodio nos puede dejar con la impresión de que nada sucede en ese mundo fantasma, pero si persistimos en recorrerlo veremos que todo adquiere una cierta lógica".
-- Ignacio Vidal Folch y Ramón de España, El cánon de los comics (Glénat, 1996)

Daniel Clowes

       
BolaOcho #1
Como un guante de seda... #1
Pussey!
Ghost World
David Boring

Daniel Clowes nació en Chicago el 14 de abril de 1961, el día del "vigésimo noveno cumpleaños de Jayne Mansfield" como a él le gusta recordar, admirando como admira la estética y la cultura norteamericana de la década de 1950. Sus primeras influencias no son nada extravagantes, más bien típicas: Superman, la revista MAD, los comic-books de la editorial EC (en concreto los realizados por dibujantes como Johnny Creig o Berni Krigstein) y las películas de ciencia-ficción y de terror de serie B. Pero pronto empezará a interesarse por todo lo que hay detrás de esos dibujos, detrás de las portadas de Strange Adventures, detrás de la cotidianidad. Estudió en Nueva York, en el Instituto Pratt de Brooklyn, y tras graduarse trató de buscar trabajo en la ciudad, pero tuvo que volver al hogar familiar, a Chicago.
      Debutó en la historieta por la puerta grande, nada más y nada menos que con una pequeña colaboración en el número trece de Love & Rockets, mítica cabecera responsabilidad de los hermanos Hernández y por aquel entonces (1985) el título más destacado de la escudería Fantagraphics y máximo ejemplo del cómic independiente americano desde mediados de los años ochenta. A partir de ahí empezó a realizar una serie de historias cortas de un personaje propio: Lloyd Llewellyn, detective inepto, incapaz, mujeriego y pendenciero, rodeado de una estética propia de los años cincuenta y de las películas de cine negro. Llegó a publicar un total de seis números, en los que pudo foguearse y aprender lo suficiente para debutar con Eightball en 1989. Desde la primera entrega hará gala de su particular manera de ver el mundo. Perfecto ejemplo de ello será su primera historia larga (del número 1 hasta el diez) Como un guante de seda forjado en hierro, un extraño, desconcertante y, en determinados momentos, incomprensible experimento narrativo que algunos han comparado con el cine de David Lynch. A partir de ahí Clowes, con total libertad creativa, ha dado rienda suelta a sus demonios y obsesiones, ha analizado socarronamente el mundo del cómic en EEUU y ha creado un par de obras realmente antológicas, convirtiéndose, con el permiso de Peter Bagge [autor de Odio] en el rey del nuevo underground.
     La labor creativa de Clowes no se circunscribe únicamente al mundo de la historieta, además de adaptar su propia obra al cine, como ya hemos señalado más arriba, ha colaborado como ilustrador en publicaciones como Details, The New Yorker, Blab!, Cracked, World Art, Esquire o The Village Voice. También ha diseñado carteles para el cine, caso del largometraje de Todd Solondz Happiness, logotipos para campañas de publicidad, portadas de discos, algo de animación, en concreto para el vídeo de Ramones "I don't wanna grow up". En la actualidad está casado y vive en Berkeley, California.

En España toda la obra de Daniel Clowes está siendo editada por la editorial La Cúpula. Además de haber editado algo esporádicamente en la revista El Víbora, trimestralmente publica la cabecera BolaOcho, donde se recoge material de la susodicha Eightball o de la anterior serie de Clowes para Fantagraphics, Lloyd Llewellyn. En lo que respecta a la edición española de otras historias largas serializadas en Eightball, Como un guante de seda forjado en hierro y Pussey se han publicado en formato comic-book dentro de la Colección Brut (la primera como miniserie de seis números, la segunda como número único), mientras que Ghost World y David Boring se han publicado dentro de la colección Novela Gráfica.

En palabras del autor

 
  Primera página del cómic, viñeta 3. Enid (cuyo nombre completo, Enid Coleslaw, está formado con las letras de Daniel Clowes con el orden alterado) muestra su actitud crítica con la mayoría de lo que le rodea. ¿reflejando quizás las opiniones del propio autor?

"Me resultó muy cómodo poder decir lo que quisiera a través de Enid y de Rebecca, quien por cierto tiene el veinte por ciento de las frases importantes; fue muy liberador. Porque a las adolescentes se les permite pelear por definirse a sí mismas y reaccionar exageradamente ante cualquier cosa de un modo al que los demás no podemos aspirar. Las chicas manifiestan todas mis opiniones, pero si hubiera mostrado a un viejo cascarrabias diciendo las mismas cosas que dicen ellas, habría resultado mucho más chocante. A la gente le habría parecido un monstruo horrible."

"Lo que están viviendo ellas es algo en lo que también yo estaba muy inmerso en aquel momento de mi vida, no tanto en plan "¿Voy a ponerme sombrero hoy?" como "¿Qué clase de persona soy?". Nunca pude imaginarme dónde podría encajar, y aunque no intentaba probar cosas nuevas del modo en el que lo hace Enid, sí estaba buscando algo de lo que pudiera formar parte; y me preguntaba: "¿Quién soy?". Aún no he encontrado la respuesta. Ahí hay una interminable cuestión sobre la identidad en la que aún estoy indagando."

(declaraciones de Daniel Clowes tomadas de un artículo de Óscar Palmer publicado en Volumen Dos #5)

+Info

- Galería del cómic, con varias secuencias de viñetas (en inglés, en la web de Fantagraphics)

- Reseña de Pedro Jorge Romero (2000)
- Reseña en castellano por Ortega
- web oficial de la película
- Reseña de la película (en castellano) en H2O Magazine

- Artículo sobre Daniel Clowes en Volumen Dos #5 (UnderCómic, mayo 2000), por Óscar Palmer. De lectura recomendada.
- Entrevista con Clowes en inglés
- Entrevista con Clowes del 97, en inglés
- Una curiosidad: Vídeo en YouTube de un vídeoclip de Los Ramones ("I Don't Want To Grow Up") que utiliza animación de Daniel Clowes.

Compartir
Texto y recopilación original por Óscar Gual. Actualizaciones posteriores realizadas por Jose A. Serrano. Página creada en diciembre de 2002.